diseño-responsive-version-movil
Diseño web

¿Diseño responsive o versión móvil?

El diseño web responsive lleva siendo una realidad desde hace tiempo. Más de la mitad de los usuarios que visitan una web lo hacen desde un dispositivo móvil, por lo que en los últimos años las páginas se han ido adaptando poco a poco a esta nueva tendencia. Sin embargo, no todas las empresas se tomaban en serio este cambio en los hábitos de consumo de Internet y hacían caso omiso de las recomendaciones de los expertos en marketing. Hasta que Google decidió coger el toro por los cuernos y en 2015 cambió su algoritmo para penalizar a todas las páginas que no tuvieran una correcta visualización en móvil y tablet.

Muchas empresas tuvieron que modificar sus webs a la carrera y entonces surgió el primer dilema: diseño responsive o versión móvil. Normalmente la respuesta a esta cuestión la resolvía el presupuesto con el que se contaba. Sin embargo, vamos a profundizar en ambos términos para resolver las dudas que la mayoría de nuestros clientes nos plantean.
web-06

¿Qué es el diseño web responsive?

Una web responsive es un site que adapta la visualización de su contenido al tamaño de los dispositivos móviles y tablets para que la experiencia del usuario sea satisfactoria desde cualquier dispositivo. Normalmente el contenido de la versión responsive es el mismo que en la web de escritorio. Esto plantea beneficios de un diseño responsive, pero también inconvenientes.

Por un lado, el hecho de tener una única web facilita que el usuario reconozca la página (a la que presumiblemente ya habrá entrado desde la versión de escritorio) y por tanto, navegue más cómodamente por ella. Además, esta opción abarata los costes frente a una versión móvil.

Sin embargo, al tener que respetar el diseño en la versión responsive, a menudo la usabilidad de la página en móvil y tablet se pierde y los usuarios tardan en encontrar el contenido que buscan. Y esto es malo… bastante malo… ya que a través de los dispositivos móviles la navegación es mucho más rápida y los usuarios quieren encontrar el contenido de una manera inmediata. Además, normalmente el tiempo de carga se ralentiza ligeramente ya que al acceder a la web, el site carga todas las funciones e imágenes que se encuentren en él, aunque no aparezcan en la versión móvil lo que supone un tiempo de espera superior.

La versión móvil, una alternativa

Pocas páginas cuentan todavía con una versión móvil para su site. Como ya hemos comentado antes, el cambio de Google en 2015 provocó que muchas webs tuvieran que adaptarse a la carrera, y una versión responsive suponía menor tiempo y menor coste, por lo que fue la elección de la mayoría de empresas para sus páginas webs. Sin embargo, cada vez más sites se dan cuenta de la mejora sustancial que supone una versión móvil para sus páginas. Pero, veamos en qué consiste exactamente esto y en qué se diferencia del diseño responsive:

La versión móvil significa hacer un diseño específico para la visualización de la página en cualquier dispositivo móvil, lo que significa adaptarse por completo al tipo de navegación que se lleva a cabo en estos dispositivos y optimizar su usabilidad.

La versión móvil de una web puede ser completamente distinta a la versión de escritorio ya que a menudo puede resultar conveniente no mostrar determinado contenido en móvil, pues uso va a ser muy limitado, en favor de otros contenidos que en móvil deben destacarse más. Por ejemplo, un restaurante que disponga de reparto a domicilio deberá en su versión móvil potenciar mucho más este servicio en favor de otros contenidos que sí están presentes en la versión de escritorio.

Con la versión móvil el que gana es el usuario por la optimización en la usabilidad, generando una mejor experiencia de compra en el caso de tiendas online y un aumento sustancial en las ventas que en una versión responsive.

Sin embargo, la versión móvil de una web también tiene desventajas, ya que, además del mayor coste de producción, al tratarse de dos páginas distintas, si se utiliza el mismo contenido exacto para ambas, Google puede considerarlo contenido duplicado, lo que penalizaría al SEO de la web. Esto supone que la estrategia SEO deba ser distinta para la web de escritorio que para la página en móvil.

¿Y qué es mejor, diseño responsive o versión móvil?

Actualmente no existe una respuesta correcta ante esa cuestión. Se deberán analizar todos los factores que envuelven a una web para tomar una decisión. Normalmente una versión móvil es conveniente cuando se tiene una tienda online o página en la que se busca que el usuario lleve a cabo determinadas acciones. Sin embargo, si se trata de una web estática, donde no se busca un feedback del usuario, la inversión en este tipo de formato puede ser innecesaria, ya que un diseño web responsive puede cumplir con los objetivos fijados por la marca a la perfección.